Archivos Mensuales: mayo 2015

PIB eurozona 1T15: indicadores de coyuntura

Introducción

De cara a la próxima publicación de las primera estimaciones del PIB de la eurozona y de sus principales economías. En el análisis macroeconómico se suelen utilizar dos tipos de indicadores para medir la actividad económica: soft indicators y hard indicators o indicadores cualitativos y cuantitativos.

Los primeros indicadores son encuestas de confianza a los agentes económicos (empresarios, consumidores) que responden en base a una respuesta cerrada (e.g. mejora, se mantiene o empeora la actividad), los segundos si bien son también resultado de una encuesta, describen un aspecto concreto de la actividad (ventas minoristas, IPI o índice de producción industrial, índice de producción de la construcción) en la que se pregunta directamente por la facturación o producción.

Otra diferencia es que mientras los segundos son coincidentes (por ejemplo, los datos de enero a marzo se refieren al PIB del primer trimestre) y se publican más tarde, los primeros se publican antes y si incorporan algún componente adelantado (e.g. componente de nuevos pedidos PMI) pueden ser también indicadores adelantados (e.g. PMI suele adelantar un mes al PIB).

A continuación repasaré la coyuntura de las principales economías de la eurozona (omitiendo a España) y al conjunto de la eurozona.

Alemania: ligera ralentización tras fuerte PIB 4T14

Los indicadores cualitativos como el componente de expectativas del IFO o el PMI compuesto (indicador de confianza de Markit), si bien apuntan una mejora en la tendencia en el segundo trimestre del año (en el caso del IFO también en 3T15), en el caso de este trimestre indican ralentización en la tasa de crecimiento del PIB sobre el dato anterior (4T14 +0,7%).

Por su parte, las ventas minoristas y producción industrial, también apuntan desaceleración de la economía alemana. En este caso el indicador sintético (elaborado con regresiones sobre el PIB) anticipa PIB 1T15 de +0,5%/0,6% con una mejor evolución de las ventas minoristas (demanda interna, servicios) que de la producción industrial (demanda externa, industria), lo que supone un patrón similar al PMI (PMI servicios por encima del PMI manufacturas).

PIB e indicadores Alemania

Francia: divergencia entre los indicadores y posible mayor expansión del PIB

En el caso francés, existe cierta divergencia entre ambos indicadores. Los primeros apuntan en este trimestre (y en 2T15) un crecimiento del PIB en línea con el del último trimestre del pasado año (4T14 0,1%) y por debajo del promedio de los últimos 20 años (0,3%), mientras que el sintético de ventas minoristas, producciónindustrial y producción de la construcción anticipa una mejora del PIB hasta +0,2%/0,3% en el primer trimestre de 2015.

Hay que recordar la divergencia que hubo entre los indicadores de confianza y PIB galo entre la segunda parte de 2012 y primera de 2013, evolucionando en ese periodo mejor el PIB que esos índices. Entre los motivos que pueden explicar la diferencia entre los indicadores y el PIB se encuentra el crecimiento del gasto público. Si este incrementa su peso en el PIB los encuestas de confianza no captan esa mejora pues se limitan al sector privado.

Como se puede observar en el gráfico el peso del consumo público sobre el PIB en Francia ha crecido en los últimos años. Otra explicación, que afecta en concreto al PMI, es el impulso de la inversión en construcción en el PIB, actividad no cubierta por Markit. En este caso no se observa cambio significativo en esa ratio.

PIB Consumo AAPP y FBCF constr

La divergencia entre los indicadores en la tendencia también se extiende a sus componentes, dado que mientras los indicadores de confianza anticiparían una mejor evolución de la confianza en el sector servicios o en retail (comercio al por menor), es mejor la evolución de la producción industrial que el de las ventas minoristas en este primer trimestre del año.

PIB e indicadores Francia

Italia: sin señales de respuesta del PIB, al menos hasta 2T15

Tras un débil dato a finales del pasado año (4T14 0,0%) ambos tipos de indicadores apuntan un primer trimestre con una similar atonía (sintético 1T15e 0,0%/0,1%).

Los indicadores de confianza, eso sí, indican repunte del PIB en el segundo trimestre con lo que, de cumplirse, la economía transalpina dejaría atrás catorce trimestres con variación del PIB trimestral cero o negativo. Tanto PMI como ISE (indicador de confianza de la Comisión Europea) apuntan una mejora en el segundo trimestre generalizada tanto en los servicios como en la industria.

PIB e indicadores Italia

Eurozona: mejora la tendencia en 1T15 con señales positivas de cara al resto del año

Si se pondera la diferente evolución de Alemania, Francia, Italia y España en base al peso de sus economías en el PIB de la eurozona (en términos constantes) la tasa en la eurozona pasaría del 0,3% en el pasado trimestre a 0,4% en el actual, crecimiento similar al que apunta el PMI compuesto.

Por su lado, el indicador sintético basado en la producción industrial y las ventas minoristas apunta un crecimiento algo superior (+0,5%/0,7%) al 0,4%.

En lo que sí coinciden ambos tipos de indicadores es en una mejor evolución de la industria que los servicios/ventas minoristas, lo que indicaría un mayor impulso de la demanda interna que de las exportaciones a destinos de fuera de la eurozona.

Este cambio en el perfil del crecimiento (demanda externa a demanda interna) es significativo para las exportaciones españolas pues un parte importante de la ventas a los mercados de la eurozona son bienes de consumo.

PIB Consumo hogares y export

Un buen ejemplo son las exportaciones de automóviles que se benefician del crecimiento de matriculaciones en destinos como Alemania o Francia en 2015.

Por último, la mayor expansión de los últimos indicadores de confianza conocidos, apunta a un crecimiento superior de la eurozona en el segundo trimestre del año cumpliéndose paso a paso la mejora en las expectativas que ya analicé anteriormente.

PIB e indicadores EUROZONA

Índice de producción industrial marzo 2015: mejora la tendencia

Crecimiento del IPI que converge con el de otros indicadores

Los datos del IPI muestran una clara mejora, que en su tasa anual corregida de estacionalidad y calendario, incrementan su ritmo de crecimiento en el mes de marzo 2015 en comparación con meses anteriores (mar15 2,9% vs promedio 0,4% en los cuatro meses anteriores).

Dicha tasa se sitúa por encima del promedio de la actual fase de recuperación del IPI (1,6%), aunque por debajo del promedio pre-crisis (2,8%):

Además, se ha situado por encima del consenso de mercado (consenso Bloomberg mar15e 1,3%) si bien y como ya destacaba en el análisis del IPI enero 2015 otros indicadores como el PMI manufacturero, la demanda de electricidad o los indicadores de confianza de la Comisión Europea o Ministerio de Industria indicaban cierta divergencia con el IPI.

2. IPI y IRE y CUALIS

Otra referencia de la producción industrial son las ventas de las grandes empresas de la industria que en el mes de marzo incrementaron su tasa anual notablemente y apuntaban igualmente una mejora del IPI.

IPI cierra 1T15 con un mayor crecimiento que en trimestres anteriores

El IPI cierra 1T15 con un crecimiento del trimestral del 1% que compara con promedio casi plano (0,1%) en los tres anteriores trimestres. Este crecimiento supone una señal de una mayor contribución del VAB (valor añadido bruto, u oferta) de la industria en el PIB.

Además, dicho crecimiento del IPI es más consistente con el incremento del empleo trimestral según la EPA (Encuesta de Población Activa) del 1T15 (+2% trimestral).

Resumen

Se acelera el crecimiento del IPI tanto en el mes de marzo como en el trimestre. Veremos si se mantiene la tendencia en los próximos meses y converge aún más con otros indicadores comparables.

En cuanto a la contribución al PIB, el dato de IPI 1T15, que acelera su ritmo de expansión, confirmaría la tasa de crecimiento trimestral avanzada por el INE (PIB 1T15 0,9% vs 4T14 0,7%).

EPA primer trimestre 2015: se mantiene la creación de empleo en un mercado con deficiencias

Adjunto artículo publicado en Politikon sobre la Encuesta de Población Activa

Introducción

Con carácter trimestral, el INE (Instituto Nacional de Estadística) publica la Encuesta de Población Activa (EPA) sobre la situación del mercado laboral (empleo, paro, población activa por, entre otros, segmento de edad, sector de actividad o nacionalidad). El INE también publica la EFPA (Encuesta de Flujos de Población Activa) que detalla los cambios en el mercado laboral. La EPA es una foto fija, la EFPA muestra la evolución de esa foto.

Los datos los presento generalmente corregidos de estacionalidad y calendario, lo que permite analizar un trimestre contra el anterior y homogeneizar distintas fuentes como son la EPA y las estadísticas de empleo (afiliaciones) del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Ambas estadísticas miden lo mismo, si bien existen diferencias: las afiliaciones son mensuales y resultado de un cálculo censal mientras que la EPA, trimestral, es una extrapolación de diversas muestras sujeta a error de estimación, las afiliaciones no cubren toda la población y la EPA sí, las afiliaciones miden número contratos mientras que la EPA empleados y un trabajador puede haber tenido más de un contrato en el trimestre…

Analizaré en este caso los datos del primer trimestre 2015 (1T15).

Los datos 1T15 indican una reducción en el ritmo de creación de empleo por sector servicios…

El crecimiento trimestral del empleo se desacelera en 1T15 (1T15 0,5% vs 4T14 0,9%) al contrario que las afiliaciones que aceleran su tasa de crecimiento (1T15 1,1% vs 4T14 0,8%). El detalle por sector muestra que esa desaceleración (y menor crecimiento de la EPA que las afiliaciones) obedece al sector servicios, en particular servicios del sector privado.

Sobre la divergencia entre ocupados y afiliaciones, la mayor volatilidad de la primera serie indica que el ruido (variaciones trimestrales no causadas por la evolución de la actividad) es superior y que como indicador trimestral puede ser menos válido que el de las afiliaciones.

Por sectores, aparte del descenso de ocupados en sector privado de servicios, sorprende el incremento en la industria, debido a las manufacturas, con un crecimiento del 2,0%, muy por encima del crecimiento de la producción industrial que con datos del INE apenas crece un 0,3% en 1T15.

0

Una forma de evitar ese ruido es observar la evolución anual que si bien considero que puede retrasar algo la señal (se compara el dato con el de un año antes) suaviza la volatilidad de la serie.

1

En este caso la creación de empleo se acelera, con una tasa en 1T15 que coincide con la de la afiliaciones (+2,9% en ambos casos), aunque con una composición diferente: más diversificada en la EPA y más concentrada en el sector servicios en las afiliaciones.

…por educación, empleados del hogar y logística…

Sobre el descenso del empleo en servicios del sector privado, el dato en mi opinión más sorprendente de la ocupación, en el detalle por rama de actividad se puede comprobar que tanto en su tasa trimestral como anual se produce un descenso en educación (no pública, sí concertada y privada), logística (transporte y almacenamiento de mercancías, termómetro de la actividad) y empleados del hogar (en este caso más vinculado a la renta de los hogares, aparte de ser una actividad parcialmente en la economía sumergida).

Por el contrario, las ramas de actividad que más crecen son las vinculadas con el consumo tanto de los hogares como del procedente del turismo (comercio y hostelería que en este caso incluye también restaurantes).

2

…y un crecimiento del empleo público en educación

Desde 4T14, se ha revertido la tendencia de destrucción de empleo público, circunstancia que coincide con el actual ciclo electoral (elecciones municipales, autonómicas y generales en 2015).

En concreto, son el empleo público en educación (creciendo el porcentaje de empleo público sobre el total) y administración, los que explican dicho crecimiento, mientras que por el contrario continúa la destrucción de empleo público en la sanidad y servicios sociales, en los que se está produciendo una sustitución de empleo público por privado, pues el total empleo en sanidad sí que está creciendo.

3

La creación de empleo según EPA 1T15 se sitúa por debajo de la expansión del PIB

Se puede concluir que la economía sigue creando empleo, y en tasa trimestral habrá que esperar a la EPA 2T15 para poder afirmar que el empleo pierde impulso.

Si se compara la evolución trimestral de la ocupación con la del PIB (avance del INE 1T15 +0,9%) el crecimiento del empleo según la EPA se sitúa por debajo del PIB según la línea que dibuja la regresión. En este sentido, la aceleración del crecimiento del empleo según las afiliaciones en 1T15 estaría más en línea con la evolución del PIB que los datos de la EPA.

graf 8 y 9

Por otro lado, entre las diez actividades que más crean empleo en el último año, la restauración lidera la estadística, tres están vinculadas con la construcción (y suman el 27% del empleo neto creado), el empleo público no vinculado a educación ni sanidad o servicios sociales supone un 10% del total, el incremento de la producción (y exportación) de automóviles tiene su reflejo en el empleo y las actividades de asesoramiento (legal, consultoría) aparecen también entre las más destacadas, que son junto a la fabricación de automóviles, las únicas, de esta relación, que producen bienes y servicios exportables.

Continúa la reciente tendencia de mejor evolución en empleo masculino

La evolución del empleo por sexo muestra un cambio de tendencia desde 1T14, cuando se ha acelerado la creación de empleo, pues hasta entonces la incorporación de las mujeres al mercado laboral (desde la inactividad) había permitido a este colectivo primero crecer en empleo más que los hombres, y tras el inicio de la crisis, mitigar parcialmente la destrucción de empleo, cuando en su fase inicial incidió especialmente en la construcción.

5

Los motivos de esta reciente evolución pueden ser varios desde el agotamiento del efecto de incorporación de la mujer al mercado laboral, a en el último año, creación de empleo en actividades con mayor peso relativo del empleo masculino como las vinculadas con la construcción, la fabricación de automóviles, o la recogida de basuras, diez actividades que suman el 40% del empleo neto creado en el último año.

6

Continúa el envejecimiento de la población ocupada…

En el inicio de 2015, los datos de la EPA siguen mostrando un continuo incremento de la edad media de la población ocupada, edad promedio que crece por encima del total de la población, por lo que no es únicamente una cuestión que se explique por el envejecimiento poblacional.

Detrás de este fenómeno, subyace el difícil acceso de los más jóvenes al mercado laboral, segmento especialmente afectado en la fase de destrucción de empleo (en 2008/9 se duplicó la tasa de paro) y que en la actual fase de recuperación tienen más problemas para acceder al empleo, como se puede observar en una tasa paro juvenil muy superior a la de los segmentos de mayor edad.

7

Es cierto que en los últimos trimestres la tasa de paro ha descendido algo, pero sigue siendo muy alta, o que si se observa su ratio (i.e. parados sobre total población) el diferencial se reduce, y en el caso de segmento 34 a 45 años es superior, debido a que una mayor proporción de población joven se encuentra inactiva, pero en este caso se obvia a una parte de la población joven que ni estudia ni trabaja.

…y sigue incrementándose la tasa de temporalidad en el empleo

Otro aspecto negativo del mercado laboral es el elevado peso de los contratos temporales, cuya proporción lejos de descender, mantiene una tendencia creciente en los últimos trimestres hasta alcanzar un 24,3% del total de ocupados. Una posible explicación es el peso de actividades como la construcción o los restaurantes en el crecimiento del empleo.

Por su parte el peso de la jornada sobre el total, se ha estabilizado en el entorno del 16%.

8

El desempleo de larga duración crece en términos relativos

Suele referirse al concepto dual para definir el empleo en España (contratos temporales vs indefinidos), pero creo que se puede hablar también de cierto desempleo dual.

El actual periodo de creación de empleo, permite entre otras cosas, que los parados de no larga duración estén cada vez menos tiempo desempleados (la serie muestra cierta volatilidad trimestral pero se puede inferir que la tendencia del tiempo en paro para ese colectivo es cada vez menor y se sitúa entre los dos y tres meses) mientras que la proporción de parados de larga duración se mantiene en un elevado 44% del total (la cifra absoluta desciende desde 1T14 pero desconozco si se trata de parados que abandonan la búsqueda de empleo o por el contrario han encontrado trabajo).

9

La población activa ya crece en tasa anual

Por último, destacar el ligero crecimiento de la población activa en tasa anual en 1T15, (la serie trimestral es excesivamente volátil y no creo que sirva para alcanzar conclusiones) por primera vez en tres años, debido a cierta mejora de la tasa de actividad que permite compensar el descenso de la población.

Dicho descenso poblacional se está ralentizando a la vez que también lo hace el descenso de la población extranjera. Ante el actual proceso de envejecimiento de la población española, el posible crecimiento de la población activa debería venir tanto de un proceso de emigración que dejara de “expulsar” población para pasar a sumar, como de una mayor tasa de actividad (e.g. incorporación de mujeres al mercado laboral).

10

Resumen

En definitiva, los datos de la EPA del primer trimestre de 2015 muestran que se mantiene la creación de empleo anual, mientras que deberá esperarse a la próxima EPA para comprobar la señal de desaceleración trimestral. Asimismo, actividades vinculadas con el consumo (restaurantes, comercio), la construcción (más rehabilitación que construcción residencial) las manufacturas (automóviles) y la asesoría así como el empleo público suman una parte notable del mayor empleo creado en el último año.

Si la creación de empleo y el ligero incremento de la población activa son las noticias positivas, hay una serie de sombras en el mercado laboral como son la elevada (y creciente) temporalidad, la dificultad de los más jóvenes para acceder al mercado, o la elevada tasa de paro estructural que puede ir dejando a una parte de la población activa potencialmente inactiva.