Archivos Mensuales: abril 2015

Indice de Producción Industrial

Hoy se ha publicado el IPI del mes de febrero que mejora sobre el de los meses pasados y en cierta medida converge parcialmente con otros indicadores tanto cualitativos (PMI manufacturas, expectativas de producción industrial según la Comisión Europea…) como comparables (demanda de electricidad, ventas de grandes empresas).

Con la publicación del IPI del mes de enero publiqué esta entrada en el blog inbestia http://inbestia.com/analisis/ipi-ene15-divergencia-con-otros-indicadores-y-menor-peso-de-la-industria-en-el-pib que recupero a continuación (pese a la relativa convergencia las conclusiones son similares con los datos del mes de febrero):

La tasa anual del Índice de Producción Industrial (en adelante IPI), corregida de efectos estacionales y de calendario, se sitúa en el mes de enero en +0,4%, por lo que mejora ligeramente algo la tendencia respecto de los meses anteriores (e.g. nov14 -0,1% y dic14 0%), con un probable impacto del efecto base (nov13 +2,7%, dic13 +2,5% y ene14 +1,0%).

De todas formas, el promedio de tres meses (la elevada volatilidad de este indicador precisa analizar el promedio y no el dato individual del mes) continúa su desaceleración.

Dicha tendencia diverge de otros indicadores como el PMI industrial, o el de la demanda de electricidad de grandes empresas (el consumo de electricidad es uno de los principales costes de una empresa industrial) que elabora REE y que está ajustado por efecto calendario y temperatura.

Este último efecto (REE aplica una corrección si la media de las temperaturas máximas diarias se sitúa por debajo de 20°C en invierno y por encima de 23°C en verano, dado que por encima de dichos umbrales se produce un aumento de la demanda), impacta bastante no solo en el consumo de electricidad sino también en el IPI. No sería una mala idea que el INE ajustara también sus estimaciones por dicho efecto.

Comparándose la evolución del IPI con otros indicadores como las encuestas sobre perspectivas de la producción que elaboran tanto la Comisión Europea como el Ministerio de Industria se observa cierta divergencia.

Otro indicador mensual de la industria son las Ventas de grandes empresas que elabora la Agencia Tributaria sobre las declaraciones de IVA. En el caso de la industria, y debido a la elevada concentración en este sector, estos datos cubren la práctica totalidad del censo industrial (con sólo el 3,4% del total empresas se recoge el 84,0% de las ventas de la industria).

La comparativa de ventas ex energía es más significativa….

…. por la elevada volatilidad de la energía.

Lo lógico sería que el IPI convergiera antes o después con el resto de indicadores, veremos si la mejora intermensual del mes de enero (+0,2%, en el que desacata el crecimiento de la fabricación de vehículos de motor) apunta un cambio de tendencia del IPI; si bien el efecto base jugará en contra en feb15 pues feb14 subió un 2,7%.

Por otro lado, también hay que destacar que en tasa anual también se produce una divergencia entre IPI y el valor de la oferta de la industria en el PIB (VAB industria), aparte del menor peso de la industria en la recuperación reciente del PIB (como en el empleo, son los servicios los que soportan el crecimiento)…

…mientras que en tasa trimestral, la divergencia entre IPI y VAB con el PIB es más notoria. El IPI total crece mínimamente en 1T15 mientras que el IPI ajustado por la energía (manufacturas, industria extractiva) desciende en el inicio del año.

Positivo dato de afiliaciones marzo 2015 cierra un buen 1T15 en empleo

Los datos de afiliaciones del mes de marzo mantienen la tendencia observada en los meses anteriores en tasa de crecimiento mensual del 0,45% (datos corregidos de estacionalidad y calendario y excluido agricultura) y confirma un primer trimestre positivo en términos de creación de empleo.

Por actividad, el grueso del empleo lo sigue generando el sector servicios, aunque en base porcentual destaca el reciente repunte de la construcción, con tasas superiores al 1% (Para hacerse una idea de la magnitud, equivale en tasa anualizada a un crecimiento del 13%) en los dos últimos meses que señalan cierta recuperación desde niveles mínimos de la construcción residencial dado que la obra civil, al menos en términos de empleo, crece en 2015 menos.

Los datos de creación de empleo son consistentes con indicadores cualitativos como la confianza del consumidor que publica la Comisión Europea. De hecho, se puede hablar de un círculo virtuoso confianza>empleo>consumo…

El dato de marzo cierra un primer trimestre con una tasa de crecimiento trimestral que supera el 1%, habría que remontarse a 2005 para encontrar un ritmo de crecimiento tan elevado.

¿Qué tipo de empleo se está creando?

Los sectores que impulsan el crecimiento del empleo pertenecen a servicios y a la construcción. En servicios gran parte del empleo se explica por actividades vinculadas con el consumo (motor del crecimiento del PIB) como el comercio o los restaurantes (el empleo en hoteles crece menos pero ambos reflejan también el impulso del turismo), así como de actividades vinculadas con el empleo público (sanidad y educación eso sí, incluyen la actividad concertada).

En cuanto a la construcción, crece el empleo especialmente en actividades especializadas como fontanería, electricidad, carpintería… lo que puede indicar que dentro de la construcción las reformas tienen un papel relevante.

Para encontrar alguna actividad industrial habría que descender hasta reparación de maquinaria o fabricación de automóviles con un 1% cada una de contribución al crecimiento de las afiliaciones.

Por segmento de edad, sigue incrementándose el peso del de los mayores contra más jóvenes…

…mientras que en éstos se reduce el peso de los contratos a tiempo parcial (lo que podría explicar el menor peso del empleo joven, pues un trabajador con varios contratos parciales puede figurar con varias afiliaciones y la caída de aquéllos reducir dicho efecto multiplicador)…

…y repunta como en el resto de edades, los contratos temporales.

Los datos de afiliaciones anticipan un mayor crecimiento del PIB en 1T15

En resumen, positivos datos de empleo que apuntan más expansión de la actividad en el primer trimestre, con cierto repunte de la temporalidad y un importante peso de las actividades más vinculadas con el consumo.